31 de diciembre de 2010

Por los viejos tiempos pasados


Es bien sabido que como uno se enriquece más no es a través de los libros o la pantalla del ordenador sinó viajando por el mundo, pisoteando caminos, atravesando ríos y montañas y empapándose de la cultura de los diferentes pueblos que se visitan.

Uno de los lugares que he tenido el placer de visitar es Escocia. Los que me conocen saben que me encanta el sonido de las gaitas y la música celta, música que pude disfrutar por doquier en esas tierras.

Una de las curiosidades que aprendí en ese viaje fue que los anglosajones, justo en el momento en el que suena la última campanada del año, cantan la canción céltica Auld Lang Syne, que en gaélico significa "Por los Viejos Tiempos Pasados".

En mi tierra, Catalunya, esta canción se conoce como "L'hora dels adéus" (La Hora del Adiós), pero ni el contexto ni la letra tienen mucho que ver con la canción original escocesa ni tiene exactamente el sentido que se le da en los paises del Norte.

Me explicaron que cogerse las manos y cantar juntos la letra es recordar los valores de la amistad y no olvidar nunca las memorias de los momentos vividos. No es una letra de despedida: es una letra de esperanza.

Hace unos días conseguí a través de un amigo la traducción de la letra del poema original. Y este año me apetece despedirlo a través de esta canción y al son del instrumento que tanto me apasiona y que me hace poner la piel de gallina: la gaita. Como regalo de Fin de Año aquí os lo dejo, deseándoos lo mejor para todos en la entrada imminente del 2011.

Gracias por vuestra amistad en este último año. Y que vengan muchos más.




No tendríamos que olvidar nunca más
y siempre recordar
aquellas viejas amistades
y los momentos que pasamos


Por los tiempos pasados, amigos míos

tomemos todos juntos

la cordial copa con la amistad

por los viejos tiempos pasados


Todos juntos hemos recorrido el mundo

por montañas y ciudades

y todos juntos hemos caminado
desde muy lejos cansados


Por los tiempos pasados, amigos míos

tomemos todos juntos

la cordial copa con la amistad

por los viejos tiempos pasados


Todos juntos los ríos hemos atravesado

des del alba al Sol de poniente

Y el mar hemos escuchado potente

desde los primeros momentos


Por los tiempos pasados, amigos míos

tomemos todos juntos
la cordial copa con la amistad

por los viejos tiempos pasados


Dame tu mano, amigo mío

y las nuestras sostendrás

y al mismo tiempo brindaremos juntos

por los buenos momentos pasados


Por los tiempos pasados, amigos míos

tomemos todos juntos

la cordial copa con la amistad

por los viejos tiempos pasados


(Robert Buras - poeta escocés)

23 de diciembre de 2010

Felices Fiestas




Ojalá sepamos valorar la fuerza de las pequeñas cosas y conseguir que las ilusiones y buenas vibraciones de estas Fiestas nos acompañen cada día.

FELICES FIESTAS

15 de diciembre de 2010

Ésto sí que es tener coraje!




Dick Hoyt acompaña en las carreras de resistencia a su hijo Rick que tiene tetraplegia espàstica con parálisi cerebral. Se me pone la piel de gallina cada vez que veo el vídeo que os dejo a continuación y mirándolo una se da cuenta de que a veces nos quejamos por cosas tan superfluas... nos arrodillamos ante cualquier problemilla, nos quejamos por tantas tonterías... ojalá el espíritu de este padre y este hijo se nos pegara a todos nosotros. Gente como él y su hijo sí que son verdaderos héroes.

"Durante los últimos 20 años, Rick Hoyt y su padre han participado en más de 900 pruebas de resistencia y 6 Ironmans. Su historia dice mucho de ellos"
"Una de las noches, después de finalizar una de esas pruebas, Rick escribió a su padre en su ordenador: Padre, cuando corro, siento como si la discapacidad desapareciera"




Como cada año quiero aprovechar también mi blog para hacer publicidad de la Marató de TV3, que este año tendrá lugar el próximo 19 de diciembre y va precisamente de las lesiones medulares y cerebrales adquiridas. Creo en esta Maratón porque he sido testigo de varios proyectos llevados a cabo en Catalunya gracias a los dineros recaudados. Por ello, os animo a poner vuestro granito de arena.

En el siguiente enlace encontraréis las maneras de colaborar: Donativos Marató

9 de diciembre de 2010

Tal cuál


Me encanta contemplar entre las sábanas como el viento balancea las ramas de los árboles,
Me encanta oir el susurro de la lluvia fina acariciando hoy nuevamente la ventana,
Me encanta durante largos minutos hacerme la remolona después de sonar el despertador,
Me encanta abrazarme a la almohada como queriendo robarle unos minutos más a ese mundo de sueños y fantasías,
Me encanta girar y girar de un lado al otro cual gato se despereza,
Pero lo que más me encanta es girarme y...encontrarte a mi lado.


Yo no seré de las más guapotas, ni de las más simpáticas, ni inteligentes. No seré ninguna princesita, ni diva, ni de las mujeres más cariñosas. Sé perfectamente lo que no quiero, pero no tanto lo que quiero porque antes quiero conocerlo TODO. Seguro que podría contar a manojos mis imperfecciones y que te sacaré de quicio en más de cien ocasiones. Divago entre el infinito. Tengo genio, carácter y puede parecer que peco de ir a mi bola. Inquieta, nerviosa y aunque parezca simple no soy fácil de descifrar. Pero tengo una cosa muy clara: yo a ti te puedo hacer feliz y tú eres capaz de sacar mi lado más escondido y entrañable. Y por eso, te quiero.

3 de diciembre de 2010

¿Ser o no ser? ¿Venderse o no venderse?




¿Quién no ha visto alguna situación en la que aquel trabajador que siempre saca las castañas a la empresa, que trabaja y trabaja sin nunca quejarse y que lo da todo porque todo salga bien muchas veces queda arrinconado en una esquina y es infravalorado mientras que sin saber por qué aquel que todos critican porque no da un palo al agua trepa y trepa en la empresa y es el favorito de los jefes? pues porque en el mundo de las máscaras no vale el que más vale sinó el que mejor se vende. Si quieres sentirte un buen trabajador y sentirte realizado con lo que haces, dedica todo tu jornada exclusivamente a eso, trabajar y hacerlo lo mejor posible. Eso sí, si quieres ser alguien en este mundo de máscaras, entonces la cosa cambia: debes dedicar como mínimo un 30% de tu jornada laboral a lamer culos, a venderte y a llorar. No dejes de hacer ver a todo el mundo que estás super estresado porque tienes mucho trabajo, que no das a basto y sobretodo no te olvides de llorar de tanto en tanto haciéndote la víctima (y por supuesto que te vea el jefe). Ey, que no es ninguna tontería, que hasta se han escrito libros que te enseñan sobre ello e incluso hay gente que lo considera todo un arte.

Pero lo peor no está en el ámbito laboral. Y es que uno empieza practicando el arte de la venta en el trabajo y después adquiere este hábito a la hora de ligar. Y claro, en el amor, puedes saber muy bien como debes venderte para conseguir tu objetivo, pero si ese objetivo no es tonto/a con el tiempo se dará cuenta que le diste carne por pescado y ahí se da uno de los principales motivos de separación actual entre parejas.

Pero bueno, seguimos con el trabajo y dejemos de momento a un lado el tema sentimenal porque ese daría para escribir cien biblias. Así que elije, pobre y apaleao o tener un morro que te lo pisas y triunfar.

¿Igual debería hacer algun curso de márketing, no? ains, no. ¿Sabéis por qué? porque aún soy de esas tontas que se siente a gusto haciendo su faena como cree que debe hacerla. Porque paso de entrar en un tipo de mundo al que siempre he criticado. Porque si triunfase de esa manera en vez de con mi esfuerzo ese triunfo no me dejaría el mismo sabor de boca. Porque la escalada nunca fue lo mío, prefiero quedarme en el valle disfrutando del tintineo de un río que subir a lo alto de la cima pisando todo lo que encuentro para al final del camino encontrarme sola en la cumbre. Porque prefiero dejar a las fieras que se maten entre ellas mientras yo disfruto como un oso amoroso de otras cosas mucho más importantes que el preocuparse de como conseguir ser más que los demás. Porque para mi los grandes triunfos no se dan en el trabajo sinó en la vida privada. Y porque a veces el más pobre es el más rico y el más exitoso el más desgraciado. ¿Tonta? puede. Pero seguro que así soy más feliz y seguro que tengo menos preocupaciones.

Eso sí, que sea tonta no quiere decir que si intentas pisotearme saque las urpas jjjrrrrooooooo grrrr jjjrrrrooooooo grgrgrgr jjjrrrrooooooo grgrgrgr jjjrrrrooooooo grgrgrgr