27 de mayo de 2011

Aún más...indignados


Ya llegó la represión policial a las acampadas en Catalunya. Esta mañana los Mossos d'Esquadra y la Policia municipal de Barcelona han desalojado el campamento de la Plaça Catalunya. Lo mismo ha ocurrido y está ocurriendo en otras capitales catalanas. Ya hay varios heridos puesto que han cargado contra los manifestantes al recluirse todos ellos en el centro de la plaza para evitar ser desalojados.

La excusa del desalojo y la carga policial: la final de Champions del sábado. Según los policias y mossos tenían que entrar a limpiar las plazas para retirar cualquier "cosa" peligrosa por si el sábado había altercados por la Champions. Cada cuál que opine lo que crea, pero para mí sólo es una mezquina excusa para acabar de una vez con las protestas pues ya empezaban a ser un granito en el culo para ciertos dirigentes. Hasta el día de hoy no se ha dado ningún tipo de violencia entre los manifestantes y siempre se ha tratado de una protesta pacífica. Entonces, por qué tendría que haber altercados el sábado? si los hay no será por la gente que se está manifestando sinó por la otra que ahora está en casita y que tanto si gana como si pierde el Barça saldrá a destrozar la calle.


3 comentarios:

Reysagrado dijo...

Es que como lo que era el Opio del Pueblo, uséase, la Religión, ya no funciona, pues ahora nos engañan con lo nuevo: El Fútbol...

Y si nos cabreamos por el fútbol, no pasa nada, pues lo que quieren "ellos" es que nos dividamos por una gilipollez tan grande como dar cuatro patadas a una cosa redonda que gira y se desliza sobre césped.

Claro, eso a "ellos" no les pone en peligro, aunque sean movimientos llenos de violencia.

¡Joer, qué listos son "ellos!, ¿no?


Pd: ¡Uy!, y no será que nosotros somos los tontos...

Gaia dijo...

Y ahora resulta que ordenadores portátiles, pancartas y comida son objetos peligrosos. Además, en Barcelona ya estaba todo preparado para celebrar esta vez la Champions en l'Arc del Triomf y no en Plaça Catalunya. Y sí, Canaletes está cerquita de plaça Catalunya, pero como he dicho, si hay violencia en la celebración del fútbol la habrá haya o no haya pancartas, ordenadores y comida en plaça Catalunya.

En fins, sabíamos que tarde o temprano ésto iba a llegar, sobretodo en un país de poca capacidad de diálogo y con la porra muy suelta.

Caco dijo...

Ese acontecer ha hecho ecos inmensos en Venezuela, amiga. Es admirable lo que se hizo para hacer valer la voz de opinión, pero justo cuando un grupo considerable se une para algo verdaderamente productivo, las molestias a los altos mandos se les eleva como la temperatura en su fiebre.

Hay tanto para hacer... hay mucho por lo que luchar.

Un beso para vos y tu hermosa criatura. Abrazos guapa.