6 de agosto de 2012

Cerrado por vacaciones




Hoy convierto este rinconcito en un espacio íntimo alieno a todo lo que nos ha estado rodeando estos últimos meses. Hoy nada de política, ni de conflictos sociales ni de economía. Hoy es el día del hasta luego, entre mis palabras y las miradas que cada día aquí me visitan. Hoy es el día que dejaré descansar por un tiempo estas líneas para disfrutar de unas vacaciones que intentarán, y espero que con éxito, alejar mi mente de la negatividad que envuelve hoy en día nuestros trabajos, nuestras relaciones humanas, nuestro día a día.

Así pues pongo el cerrojo por unos días a esta puertecita que deja escapar y expone ante vuestras miradas un pedacito de mi. Espero poder hablar a mi regreso de cosas mucho más maravillosas que la que nos taladran día a día a través de los medios de comunicación y nuestros bolsillos. Nuevamente, un año más, me tomo unos días de blog-vacaciones, agradecida que me permitáis mirar a través de este espacio al otro lado del espejo. Estos días no buscaré ni playas exóticas, ni grandes aventuras, ni castillos en el aire, únicamente el afable paisaje de las montañas de mi tierra, la compañía de un buen libro, la alegría de mi hijo y mi gente removiendo todos los rincones durante estos días de tan esperado descanso. Qué mejor que aprovechar el verano para cobijarse bajo la palmera de la vida y lanzar bien lejos, por unos días, la llave del cajón de las prisas.

Me tomo un tiempo para estar, ser, escuchar, volver a la calma y dejarme ir y darme la oportunidad de poder recuperar mi "yo misma". A veces una necesita un espacio para detenerse y recuperar el aliento para luego regresar intensa, apasionada y completamente.

Como siempre os deseo lo mejor en estos días y poderos encontrar a mi regreso. 










No hay comentarios: