6 de julio de 2009

¿Dónde estáis espartanos?

Hace unos días vi la película de los "300", una de esas películas de guerras, de sang i fetge como diría en mi tierra, pero también una película de defensa de unos ideales, de la vida, de la supervivencia y de traición. Nada más acabar de verla me dije que tenía que escribir sobre unas cosas que me hizo reflexionar.

No me gustaría que os fijarais exclusivamente en el tema de la violencia de lo que ahora os estoy relatando, ya que os podrías quedar cegados en ello y mi objetivo es ir más allá.

La educación de los espartanos, dura y disciplinada como la que más, se enfocaba sobretodo en dos premisas: guerra y honor, con el objetivo de crear obedientes y valientes guerreros. En nuestros días, una educación que se basara en estos objetivos nos parecería una cosa descabellada. Pero hay que tener en cuenta, que en el momento de la historia de los espartanos, la guerra, la sangre, era la única manera de poder luchar por las libertades, por la tierra, por tu pueblo, por tu vida y por la de tus seres queridos, en definitiva, por una supervivencia digna.

Si hoy en día alguien propusiera una educación espartana nos pondríamos todos las manos a la cabeza ya que nos parecería una cosa "políticamente incorrecta". Pero que curioso ver, que mientras tacharíamos a esa persona que lo propusiera, de loca, criminal o temeraria, por otro lado, sin darnos cuenta, nos dejamos manejar por aquellos que llamamos "los de ahí arriba" que de una manera "políticamente correcta" y "sigilosa" nos hacen enfrentar unos a otros, con o sin misiles y nosotros no hacemos nada, no los tachamos ni de locos ni de criminales, o si más no, no hacemos nada por remediarlo.

Sobre el honor, era de tal importancia para los espartanos que las madres solían decir a sus hijos al partir hacia una guerra: "vuelve con el escudo o encima de él".

Al ver el otro día a esos 300 valientes soldados ante el gran ejército persa, sin dudar ni un momento en dar su vida por su rey y por defender su libertad, me hizo despertar esa Rabia de ver como hoy en día nos dejamos pisotear nuestros derechos, nuestras libertades...sin ser capaces de lanzar ni una lanza al aire. La libertad de muchos espartanos y griegos, perezosos y seducidos por la tiranía, se salvó por esos pocos que pelearon contra algo que parecía irremediable. Miremos a nuestro alrededor. Todo sigue igual. Hay gente que arriesga su vida o su bienestar por un ideal, lo dan todo por ese ideal, y con su actitud salvan a muchos que están acomodados en su sillón viendo pasar la vida, totalmente incrédulos y rendidos ante la posibilidad de poder cambiar las cosas. Hoy en día es difícil de encontrar a alguien que luche por Honor, o por Amor, por lealtad o por un Ideal. Se ha perdido la nobleza y demasiado a menudo nos dejamos llevar exclusavamente por el dinero y el poder.

Encuentro una gran falta de ideales por parte de la gente y aquellos que los tienen son derrumbados y traicionados por sus propios representantes, por los grandes "lobbies", por esos cuantos de "allí arriba" y lo que es peor, son incluso calummiados por el resto de sociedad marioneta que está sentadita en el sofá, tal y como en su momento hicieron con esos 300 valientes soldados.

Ahora entiendo más que nunca lo que una vez un amigo me dijo, era algo así como: "mejor morir con honor que vivir siempre arrodillado". Ahora entiendo más que nunca a esos valientes espartanos.

Nos dejamos engañar por lo que nos ofrecen (sí, contentos y engañados). Somos un pueblo que hemos perdido los ideales, somos como los esclavos que marchaban a golpe de látigo a manos del ejército persa.

Ahora el pueblo no tenemos lanzas, ni escudos, ni flechas, pero tenemos muchos mecanismos para protestar, para luchar por lo que creemos, para conseguir una sociedad más digna, más libre...y qué hacemos? Nada.

Aunque a mí también muchas veces me tachen de ingenua, creo que se puede cambiar este mundo, la clave está en nuestra educación y en saber transmitir y defender nuestros ideales. Y aunque sé que eso no se puede lograr de un día para otro, estoy segura que con el granito de cada uno un día se podría conseguir ese Cambio.

Y yo ahora me pregunto: "dónde está ese espíritu de lucha? DONDE ESTAIS ESPARTANOS?"

- Si las flechas tapan el Sol, lucharemos en la sombra -


8 comentarios:

Reysagrado dijo...

Menos mal que hay gente como tú que todavía mantiene los ojos abiertos y sabe "ver" el mundo. La comodidad nos ciega, y ellos lo saben. Se aprovechan de nuestro intento rutinario de alcanzar el pleno bienestar, y con ello, hacen y deshacen a su antojo.

¿El Cambio? Sólo cuando estemos al borde del precipicio. Mientras tanto, nadie hará nada, excepto el que sea Rebelde sin Causa, y esos, son considerados "pobres locos".

Pero me quedo con que nosotros sí sabemos lo que hay, y que no nos dejamos manipular, aunque, en el fondo, la Sociedad te empuja a ser feliz, no mediante la Rebeldía, sí a través del silencio y del anonimato.

Mi ex me dijo una vez sobre esta película que era "sangrienta". No llegó a más, o quizás, no quería ver más, o simplemente, no quería compartir más conmigo. Yo todavía no la he visto, pero ahora la veré, tras leer tu comentario.

Menos mal que todavía hay gente que ve "más allá de las apariencias"...

Algo tiene que valer lo que tú y yo hacemos. Al menos, eso intentamos. Prosigamos, Silvia, prosigamos...

elros dijo...

hola guapa tienes toda la razon del mundo aki nos suben el tabaco o la gasolina pero como somos tontos nunca nos kejamos y si los sueldos no los suben pues nada nosotros punto en boca ke estamos mejor asi,y si hay crisis y no tenemos trabajo hacemos caso a mister bean ke tiene razon porke pronto vendra,lo ke no se a ke se refiere si va ha venir trabajo o va ha volver kurro de esas fantasticas vacacciones ke se venia cojiendo y por ultimo dejarte dos frasecitas de la peli ke me encantaron y ke por cierto la peli en el cine la ostia lo mejorcito ke he visto en sonido y en todo en general:
espartanos desallunad bien porque esta noche cenareis en el infierno
cuanto mas sudes ahora menos sangraras en el campo de batalla
aparte de la de las mujeres ke dicen algo asi como nosotra no parimos hombres parimos espartanos bueno pasa un buen dia besosssssss

Sílvia dijo...

David, el “ver” es el primer paso. Un primer paso al que muchos ya ni llegan (y eso que parece fácil, eh?)

Sí, no te diré que no es una película sangrienta, pero también tiene un buen transfondo, como todo ese tipo de películas históricas (Gladiador, El último samurai, etc etc). Piensa que desgraciadamente no todo en esta vida es Amor y floriduras ;). Ya me gustaría sí, pero esta vida también tiene esa cara más dura, más indeseada. En toda nuestra historia ha habido, hay y habrá sangre…y al igual que las demás cosas, también es bueno “ver la sangre”, porque como he dicho, el ver es el primer paso. No hay que ocultar ni hacer oídos sordos a lo que no nos gusta, porque queramos o no, vivimos con ello y no se soluciona nada apartando la vista. Hay que saber afrontar lo bueno y lo malo.

Elros, sí, esas frases son buenísimas. A mí, la frase que me encantó fue: “las flechas oculatarán el Sol” “pues lucharemos en la sombra”. Esta frase muestra un espíritu luchador como el que más. También el consejo que da Leónidas a su hijo: “lucha primero con la cabeza y después con el corazón”. Sí, la peli tiene un buen montón de buenas frases ;-)

Abrazosssssss

Óscar dijo...

En la antigüedad, la lucha, el dolor y la muerte eran cosas naturales que incluso cualquier niño podía ver sin buscar mucho. Aquella era una sociedad de los analgésicos; el dolor era mitigado pero aceptado para conseguir un fin. Actualmente vivimos en una sociedad de anestésicos; borramos el dolor y con él lo valioso de los fines logrados, por eso estamos perdiendo tanto.

azul dijo...

Me parece un post maravilloso y de acuerdo con lo que dices y con lo que dicen los compañeros...

Yo tambien me pregunto dónde están los espartanos...

Ayer creo que fueron 80.ooo personas a ver la llegada de Cristiano Ronaldo al Real Madrid ...que importante!!!Luego dónde están todos para cosas verdaderamente importantes?

Nos hemos dejado ...

Pero sabiendo que hay gente como tú y vosotros hay esperanzas

Un beso y maravilloso post

azul dijo...

Cuando puedas te pasas por mi casa que he dejado algo para ti

Un beso

Anónimo dijo...

Los espartanos luchaban por unos ideales. Ellos habían heredado esos ideales de sus ancestros. Nuestro problema es que no tenemos ideales alternativos. Al caer el muro cayó la alternativa. No voy a juzgar si la alternativa era buena o mala, pero sí que era una alternativa, y que hacía que "la otra parte" cuidara bien sus ideales... porque sus aldeanos podrían ser seducidos por los ideales de la vecina ciudad espartana. Ahora, sin ideales alternativos, cada uno hace la guerra por su cuenta, y en vez de ser 300 somos 1+1.
Cada espartano haciendo la guerra por su cuenta, frente al férreo ejército persa ordenado ideológicamente símplemente porque ha aprendido que "la vida es así", sin alternativa.
Uníos espartanos! No añoréis lo que un día fuimos, soñad lo que aún seremos!
antoontoon

Silvia dijo...

Siempre dejando tu exquisito punto de vista. Así que espero que esta no sea ni la primera ni la última de tus visitas ;)

Por cierto, te acuerdas que me debes una paella? ;)