26 de septiembre de 2011

Es un placer indescriptible el estar, contigo, hoy que te haces mayor


Ya son 37 los años que celebras. Son muchas las andanzas y aventuras que hemos vivido juntos. Buenos y malos momentos. Divertidas y dramáticas situaciones. Momentos inigualables. Instantes difíciles. Situaciones complicadas. Sensaciones desenfrenadas. Románticas escapadas. Locuras. Mosqueos, discusiones y...reconciliaciones. Besos desenfrenados. Escapadas a la montaña y momentos románticos bajo la tienda de campaña. Viajes a los sinfines del mundo. Decisiones complicadas. Rebeldías. Resacas. Y lo mejor de todo...hace unos ocho meses.

Somos la media naranja y el medio limón, donde yo no llego tú lo sobrepasas y lo que tu no eres yo lo complemento.

Por todo eso y mucho más: es un placer indiscriptible el estar, contigo, hoy, que te haces mayor.

Muchas felicidades y que el soplido de las velas te traiga la salud que en estos momentos tanto necesitas. Ya sabes que me tienes a tu lado para lo bueno y para lo malo. Y como siempre, estaré ahora también a tu lado dándote todas esas fuerzas que a lo mejor en algun momento necesitas para superar esa árdua batalla que estás lidiando contra ese mal que ahora te acecha. Seguro que dentro de unos meses volveremos a estar, ya sin preocupaciones, debajo de esa tienda de campaña. Al igual que otras cosas, estoy segura que ésto también lo superaremos.

Aquí te dejo una canción que sabes que me encanta. Seguiremos nuestra historia de magia, fantasía e ilusión más allá de los obstáculos que nos depare el futuro...porque esos momentos vividos no nos lo quita el tiempo...ni la vida.

Esta noche volveré a llegar hasta tu hombro, a sentarme en un botón y tomar un poquito de aire y con un saltito agarrarte un cabello e impulsarme en un último salto final para acceder a tu deseo atravesando la pared del lagrimal.



Las luces se apagaron, sacaron el pastel
aplaudían los padres, los tíos y los amigos
todos a la vez, agrupados en un único grito
“¡que formule un deseo, que formule un deseo!”
Y tú, nerviosa, como siempre que te toca
ser el centro de atención, has fijado la mirada
en un punto impreciso del comedor
un segundo, dos segundos,
tres segundos, cuatro... y cinco

Tus ojos cabalgaban buscando un deseo
las velas ardían y algunos de los amigos
te enfocaban con cámaras de retratar
una voz comentaba “¡ay, qué guapa está!”
y yo, en el fondo, me terminaba
el culillo de la copa
decidido a encontrar un rinconcito
adecuado para hacerme pequeño, pequeño
Del tamaño de una mosca
del tamaño de un mosquito
Por una vez empequeñecido, bajo los taburetes
y la mesa alargada por los dos caballetes
abriéndome paso con prudencia
por un entramado de zapatos de invierno,
de confeti aplastado
y esprintar maldiciendo la longitud
de mis nuevos pasitos
y esconderme entre
un tapón de corcho y la pared
justo a tiempo de que no se me coma
el gatito de los cojones

Y escalar las cenefas de tu vestido
y calzar el pie izquierdo en un descosido
y llegar a tu hombro y sentarme en un botón
y tomar un poquito de aire y con un saltito
agarrarte un cabello
e impulsarme en un último salto final
y acceder a tu deseo
atravesando la pared del lagrimal
¡Ahora un pie, ahora un brazo,
ahora el torso, ahora la cabeza!
traducción de transmusiclation
Y ya dentro del deseo ver si hay buen ambiente
repartir unas tarjetas, ser amable con la gente
y con modales de joven discreto y educado
presentar mis respetos a la autoridad
escuchar con atención
batallitas curiosas a los más ancianos
hacerme fotos graciosas
con otros ilustres viajeros
y con un hombre con corbata
que no sé quién es

Y en la nube de sueños
que tienes a tu alcance
y entre otros que, lo siento,
pero ya nunca vivirás
detectar un caminito que me aleje del grupo
o una sombrita tranquila donde, desapercibido
tumbarme un rato y, por fin,
relajarme celebrando
el placer indescriptible que es
estar contigo hoy que te haces mayor
mientras en el exterior del ojo
las velas se van apagando

7 comentarios:

Mª Teresa Alejandra dijo...

Un texto muy emotivo, casi no puedo escribir. Deseo lo mejor del mundo, no hay nada como ese cariño, que se dá sin esperar nada a cambio.

¡Suerte y mi apoyo!!

un abrazo grandeeeee

maite

El Drac dijo...

Uauu!! sí que te has esmerado en esta entrada que es puro sentimiento. un fuerte abrazo!!

Bleid dijo...

impresionante,
besos

Caco dijo...

Te admiro amiga, te admiro. Espero que las tempestades no sean prolongadas, y que los besos, ni la miradas pierdan magia.

Un abrazo para ambos, desde el otro lado del Atlántico.

Reysagrado dijo...

Eres una Gran Luchadora y encontrará en ti el mejor apoyo posible:).

Mirada desafiante, hombros erguidos, andar firme y... ¡¡a por todas, amiga!!

Gemma dijo...

Muy emotivo, las letras traspasaron la pantalla y mis mejores deseos, que serán fáciles de cumplir, pues quien tenga tu compañía y tu amor tiene algo muy grande por lo que luchar y seguir adelante! Un dulce abrazo!

Gaia dijo...

Gracias a todos por vuestro apoyo y vuestros buenos deseos. Os diré que ayer recibimos una gran noticia ya que la doctora nos dio los resultados de las últimas analíticas y pruebas y parece que el cáncer ha sido controlado. Ahora sólo queda esperar que en los futuros controles todo siga igual de bien. Se puede decir que un nuevo amanecer despertó hoy para los dos.

Un fuerte abrazo a tod@s.