9 de marzo de 2009

Mi cuento de hadas

Hmmm, hace unos días estuve dando una vuelta por youtube y sin saber como me encontré viendo canciones Disney, sí, habéis leído bien. En esta época de mangas, simpsons, orcos y demás, no voy a negar, ni menos aún avergonzarme, de una cosa: hay algunas pelis Disney que me fascinan. Así que pasé un buen rato viendo los vídeos y tarareando las canciones (ufff, más que tararear eso era cacarear jajaja). Durante ese rato, sentada frente el ordenador, sufrí como uno de esos transporte espacio-temporales (tipo Star Treck) y aterricé muchos años atrás, en mis recuerdos de niña y en como en aquella época fijaba toda mi atención en saber interpretar los mensajes de aquellas películas que veía a través de la pantalla del televisor y que más tarde recordaría, dibujaría, construiría y destruiría en mis sueños.

Y ahora, viéndolas en la distancia, unos años después, me he dado cuenta que parte de mi vida (o de mis sueños) se podrían también escribir en letras de cuentos de hadas.

El cuento empezaría así:

"Desde el primer momento en que la vi, supe que ella era mi princesa, que yo quería ser como ella. Quería que fuera la esencia de mi estilo de vida. No quería ser una princesa dulce y encantadora que estuviese esperando su buena fortuna, sinó una que fuera capaz de ir a buscarla. No quería ser una princesa sumisa y recatada, presumida y fina como un pétalo de rosa. Quería ser Ella, Una mujer valiente, salvaje, de espíritu libre, capaz de atravesar cualquier frontera, traviesa, con hambre de conocer y que además vive una gran historia de amor en plena naturaleza. Ella sería mi inspiración.

princesa guerrera

Una vez me convertiese en esa “princesa”, buscaría, o el destino me brindaría, a esa persona capaz de llevarme a …

un mundo ideal que compartir

Él sería mi luz y yo sería ...

su estrella

Compartiría todos los momentos felices con él y con todos los amigos que verdaderamente estuviesen a mi lado por lo que soy y no por lo que tengo. Con todos esos amigos que estuviesen a las buenas y a las maduras, con los que no sólo ríes sinó que también lloras. Y compartiría con todos ellos momentos divertidos y alocados como éste...


compartimos unas birras? ;-)

Y cuando llegasen malos momentos (porque ésos, queramos o no, algún día u otro nos llegan), cantar eso de...


cuando el mundo te da la espalda...


Y así vivir, fluir, sentir, disfrutar, llorar, cacarear, ... cada cosa que me brindara la vida. Eso sí, siempre en total harmonía, defendiendo y nunca entorpeciendo ni rompiendo en ningún momento...


el ciclo de la vida

... y poner siempre mi esfuerzo en ver lo positivo de todo, en ver todo lo bueno que nos brinda la vida, en ser feliz y hacer feliz a los de mi alrededor con lo poco que tenga... y comer así todos perdices."

Un bonito cuento de hadas, no? para mí sí ;-)


2 comentarios:

Reysagrado dijo...

Hoy he vuelto a leer este texto tuyo, uno de los que más me gustan si no el que más y me he dicho: "Tengo que comentar algo". Y quizás te parezca raro este comentario, o quizás no, que ya me conoces, jaja. Allá va:

CRECES, MADURAS, TE CONOCES A TI MISMA; BUSCAS EL SENTIDO A TU VIDA. DESPUÉS INTENTAS SABER POR QUÉ ESTÁS AQUÍ, POR QUÉ VIVES...Y CUANDO SABES QUIÉN ERES, ENTONCES LO COMPARTES. LO COMPARTES CON TODOS TUS SERES QUERIDOS, FAMILIARES, AMIGOS...Y FINALMENTE, CON ÉL. ÉL TE COMPLEMENTARÁ EN ESA MISIÓN QUE TIENES DE VIDA; ÉL SE FUNDIRÁ EN TU LUZ PARA HACERLA MIL VECES MÁS GRANDE; ÉL SE SENTIRÁ ORGULLOSO DE TU LIBERTAD, DE TU LUZ, DE TU FUERZA, DE TU HUMANIDAD, DE TU AMOR POR LAS PERSONAS Y LA NATURALEZA. ÉL TE ANIMARÁ A QUE SIGAS CRECIENDO Y COMPARTIENDO. ÉL TE DEJARÁ VOLAR TAL CUAL COLIBRÍ UNIDA POR UN HILO DE SEDA PLATEADO A SU MUÑECA, PARA AL VOLVER TENER SIEMPRE UN REMANSO DE PAZ EN LA PALMA DE SU MANO...

¿Te ha gustado mi propio Cuento de Hadas?;)

Sílvia dijo...

De verdad que tenías la más mínima sensación que iba a encontrar "raro" tu comentario? anda ya!

Pues claro que me ha gustado tu cuento de hadas. Se puede decir que sigue la línea del mío, por no decir la misma. Qué grande es encontrar esa complementación de la que hablas, verdad? Conocerse, compartir y encontrar a alguien que sea tu "chispa". Precioso, verdad? explicado así hasta parece senzillo, pero no lo es.