12 de junio de 2009

Ég koma aftur af Ísland

Y qué decir de Islandia? muchísimas cosas os explicaría de esa tierra de contrastes. Naturaleza pura y dura. Geología al aire libre. Es como ver todos los ejemplos del libro de geología en vivo y directo. Fallas, estratos sedimentarios, volcanes, cenizas, fumarolas, lodos hirviendo, calderas...es como si fuera el origen de la Tierra. Todo a flor de piel. Y a mi que de siempre me ha encantado la geología disfruté como una niña chica caminando en las fracturas de la placa téctonicas, entre coladas de lada aún humeantes, metiéndome por grutas formadas por la erosión de las rocas volcánicas, jugándome la vida o un buen golpe y susto atravesando lagunas de nieve derritiéndose, conduciendo por km y km de carreteras y tierras deshabitadas.

Y qué decir de sus carreteras. La nacional 1 es como aquí la peor de nuestras carreteras locales. La mayoría de carreteras son de gravilla, pero no sólo éso sinó que además con curvas, cambios de rasante y pendientes descojonantes. Vamos, que ha sido toda una aventura adentrarse por sus carreteras con un simple Toyota Auris sin tracción a las 4 ruedas. Por cierto, si vais, coged mejor un 4x4, evitaréis más de un patinazo y mucho pero que mucho sufrimiento jajaja.

Pero Islandia no es sólo geología, sinó también paisaje. Es una tierra de constrastes donde me sorprendió su colorido: blanco de la nieve que aún quedaba, rojizos de las rocas, negro volcánico, verdosos del azufre...Cuando brillaba el Sol e iluminaba su suelo era todo como si estuvieras en otro planeta. Y toda esas tonalidades de colores hacen que sus paisajes sean impresionantes.

Pero no todo es roca en Islandia. También tiene algunas zonas más húmedas con vegetación baja que da un verde tipo escocés a las laderas de las montañas. También hay flores lilas preciosas que tapizan el paisaje. Vegetación de duna en las playas. Y líquenes. Sí, muchos líquenes. Los líquenes son un gran indicador de la calidad del aire e Islandia está llena, pero llenísima de líquenes. Posan encima de las coladas de lava y si pisabas encima de ellos parecía como si pisaras esponjas y se te podía hundir en algunos sitios la pierna hasta casi la rodilla.

En cuanto a los animalillos. No vi la diversidad de otros sitios. Pero sí que tiene un buen repertorio de aves acuáticas, entre las más famosas el frailecillo. Pero de frailecillos no pude ver ninguno, ya que es época de cría de las aves y sus hábitats estaban cerrados. Qué se le va a hacer, todo sea por no molestar esos momentos amorosos de nuestras queridas aves. Tampoco nos gustaría a nosotros que nos husmearan y nos hicieran fotos cuando estamos en pleno acto amoroso, no? las focas también estan presentes en la isla y de tanto en tanto se dejan ver. También hay ballenas, aunque tampoco vi ya que en otro viaje ya pude contemplarlas y arrimarme a ellas y preferí aprovechar el tiempo para ver otras cosas que aún no había visto nunca. También hay algunos restaurantes donde cocinan ballenas y frailecillos. Ni que decir que los rechacé.

Y hablando de comida... soy también una gran turista gastronómica. Y la nota? pues muy buena, la verdad. Sí, los islandeses me conquistaron. No tienen gran variedad de platos o alimentos, pero los platos elaborados los elaboran de veras de veras. Grandes platos arrebosados y siempre con verdurita, patata al horno y ensaladas con unas materias primas buenísimas. Recomiendo el lamb y el salmon. Y sobretodo el warm aple-pie with ice-cream.

Y qué hay de los islandeses? en una palabra: correctos. No son ni salaos pero tampoco antipáticos. Correctos. Eso sí, me sorprendió una cosa. Pensaba encontrar allí tiarronas de toma pan y moja tipo suecas ya que la guía decía que las islandesas quitaban el hipo. Pero sabéis qué? sí, sí que quitaban el hipo, pero del susto jajaja. La verdad, muy dejadas y nada de esculturas andantes. Hay más escultura en nuestra tierra que no en tierras islandesas. Y de los hombres...más de lo mismo. Supongo que la comida basura que llegó también hace unos años en esa tierra ya ha causado estragos y está acabando con la raza vikinga.

Alguna otra cosa que cautivara mi atención? pues una de las que más es que siendo el segundo país más caro del mundo y uno de los que tiene más nivel y bienestar de vida (o al menos lo eran antes de la crisis que están padeciendo) no "chulean" de ello. Es decir, por ejemplo viven en casitas y pisos normalitos. Aquí, teniendo menos, nos gusta alardear muchísimo más. Ah, y las vallas. No ponen vallas alrededor de las casas, me refiero a esas vallas altas y con arbustos y demás para que no te vean desde a fuera. Otra cosa, las persianas. Ni una condenada persiana!! y teniendo en cuenta que en esta época hay menos de 1 hora de oscuridad pues imagínate para dormir (suerte que soy precavida y me llevé un antifaz).

Y de lo que más que sorprendió: los huevos. Sí, habéis leído bien. Nada más llegar a Islandia e ir a tomar un baño en una de sus tantas piscinas termales tuve el gran honor de oler ese olor a huevo podrido producto de las emanaciones gaseosas volcánicas (vamos, el azufre). Des de ese momento ese olor no nos iba a abandonar en todo el viaje. Si hay algo que diferencia entre el echo de ver un documental de volcanes en la tele e ir a verlo en directo es precisamente éso: el olor (es alucinante e indescriptible).

En cuanto a la energía...una gran parte, por no decir casi la mayoría la obtienen de geotérmicas. Nunca había visto ninguna y me gustó poder conocerlas.

Y qué decir del agua. Cascadas preciosas, ríos y ríos serpenteantes por las valles, montañas chorreando, lagunas...Y su agua termal. Me explicaron que allí el agua termal es pública. Sí, como lo leeis. Cuando les expliqué que aquí está en manos privadas alucinaron mandonguillas. Allí al ser pública pues todas las casas tienen agua caliente térmica a muy pero que muy bajo precio. Eso sí, sales de la ducha con olor a huevo podrido xD.

Y como siempre digo, una imagen vale más que mil palabras. Así que aquí os dejo un pequeño repertorio de fotillos que hice:



Si teneis sed de disfrutar de la naturaleza con tranquilidad y en soledad, bebed de Islandia.

Hafa a ágætur ferðalag

1 comentario:

Anónimo dijo...

La verdad es que suena todo ello muy bien (sobretodo el warm pie ese, que ya sabes que los dulces me pueden). Es un país muy chulo. Y bueno, para los frailecillos siempre quedaran los documentales del National, no? jajajaja. Lo que digo, impresionante algunos lugares del mundo, impresionante la naturaleza pura y dura como tú dices. Anda que no te lo montas bien noia ;-) Me alegro que lo disfrutes, este viaje y todo lo que te venga porque te lo mereces, y lo sabes. Te lo mereces mucho. Un fuerte beso. PMP.