9 de febrero de 2010

La caca de los 8.423 euros


Aviso: el siguiente texto es no apto para escrupulosos, pues contiene material algo escatológico. Quien avisa, no es tractor ;)
Los que más me conocen saben que soy una provocadora nata, pero no provoco gratuitamente, sinó porque me gusta a veces hacer de abogado del diablo para generar debate. Así que, mi intención no es dar tufillo ahora a mi blog sinó mostrar como toda moneda tiene dos caras y hoy voy a enseñar la cara oscura del ciudadano y no la que siempre se suele criticar, la de la administración.


Últimamente es que no paro de descojonarme (perdón, nuevamente quería decir desovariezarme). Será la edad? o que como demasiado queso? sea lo que sea es que este mundo me brinda casi cada día grandes carcajadas. La última esta misma mañana en el trabajo. No sé si alguna vez lo he comentado por aquí, pero trabajo de técnica ambiental en una de las tan honorables Casas del pueblo, osease: Ayuntamiento. Sí sí, soy una de esas culpables de que todo este país vaya tan mal y por culpa de mi billionario sueldo el Estado se está yendo al garete (si así os quedáis más tranquilos podeís lanzarme unos cuantos tomates, pero flojito, eh?). Pues bien, una de las cosas que semanalmente llegan a mi mesa son todas esas reclamaciones que hace la gente para conseguir dinero de la administración relacionadas con algun percance que han tenido con el servicio de limpieza, residuos y playas. Algunas llevan razón, pero otras... ya veréis. Y hoy me apetece explicaros la que me llegó esta mañana y si me da tiempo os explico otra de hace más tiempo y con la que también me descojoné (ains, quería decir otra vez desovaricé).

La primera dice así. Lo resumo. Una señora pide al Ayuntamiento 8.423,55 euros por los gastos derivados de su caída por culpa de una caca de perro en la acera (adelanto que esa calle se limpia regularmente). A ver, que nadie piense que no me sabe mal, eso no, eh? pero joer! eso no debía ser una caca sinó toda una cantera de excrementos!! y para que ocasione semejante resbalón no me quiero ni imaginar su consistencia (no entraré en detalles). La factura que presensó decía así:

- Elevador WC - 8000 euros
- Alquiler de silla de ruedas (2 días) - 6 euros
- Recibo del comedor escolar de sus nietos (porque como tenía la pierna rota no podía buscarlos al cole al mediodía) - 118,75 x 2
- Empleada del hogar (3 meses) - 1800 euros
- Ortopedia - 180,05

Vamos, que por lo menos se reformó todo el cuarto de baño. Y sigo diciendo que me sabe mal por la mujer, que la pobre ha estado de baja 4 meses y que no le deseo mal a nadie y que entiendo que haya tenido ciertos gastos extras por culpa de su accidente (menos lo del elevador...jopainas! es que 8000 euros!! yo cuando me rompí la pierna me la envolvía con una bolsa de plástico o me tocaba hacer el checho ché pero nunca se me ocurrió poner una elevador de ese calibre para una cosa esporádica).

Ah, y además presenta datos de testigos...pero le faltó una cosa: la prueba del delito (y menos mal que no la ha traído, que ya me imagino grapándola junto al informe). Vamos, que menuda mierda! y nunca mejor dicho. Total, que a ver cómo redacto ahora un informe sobre el tema. Había pensado en requerirle que describiera exactamente las característica físico-químicas de la susodicha o si tiene pruebas de ADN para poder hacer un reconocimiento tipo CSI a todos los perros de la ciudad. Porque vamos, si una cosa está clara, es que se hará lo posible para que no reciba ni un duro del Ayuntamiento (el que tendría que pagarlo es el marrano del amo del perro). Vamos, sí, como si tuviéramos que tener un barrendero detrás del culo de cada perro 365 días al año, 24 horas al día para coger al vuelo los excrementos y no dejar ni que caigan en el suelo. Os imagináis? eso sí que sería cómico jajaja pero ya veréis...todo llegará...si el consumidor quiere eso, eso tendrá...y por supuesto lo pagará (así que después no nos quejemos de pagar más impuestos, recordad que el ayuntamiento no saca el dinero de una chistera sinó del bolsillo de todos).

La otra reclamación que os comentaba al principio también va de excrementos, pero esta vez no de mamíferos sinó de animalitos voladores. Os resumo también: un señor reclama 1.200 euros al Ayuntamiento porque una gaviota se le ha cagado en el abrigo y se le ha quedado una mancha que no se puede quitar. 1.200 euros! pero es que existen abrigos de 1.200 euros?! y vaya puntería la de la gaviota. Jopainas, podría haber apuntado a alguien con un chandal del mercadillo y no a uno llevando tal abrigo!! bueno, en este caso respondí algo así: "las gaviotas son unas aves silvestres que encuentran en nuestras costas un hábitat natural donde establecerse. El Ayuntamiento no ejerce ningún tipo de control en la trayectoria de los vuelos y las actividades fisiológicas de estas aves, como la defecación, son totalmente aleatorias tanto en el espacio como en el tiempo, por lo que no se entiende como responsabilidad del Ayuntamiento este tipo de incidencias. Lamentamos la cagada, pero desestimamos su reclamación". Así, tal cual (bueno, menos lo de lamentamos la cagada, que eso lo pensé en poner pero finalmente mi correcto y diplomático lenguaje administrativo me hizo que diera marcha atrás). Me pregunto si ya se habrá inventado un cacografo para prevenir estos tan indeseados y apestosos incidentes con nuestros queridos amigos los pájaros. Os imagináis? todos los ayuntamientos instalando cacógrafos conectados a un sistema de altavoces en la via pública y unos segundos antes de cada alunizaje que anuncie: "atención! se ha detectado ave con compuertas abiertas en la calle Tarragona. Ciudadanos, escondan las cabezas! (y los abrigos de 1200 euros jajaja)"

Ah, y como estas reclamaciones podría explicaros a montones, como aquella familia que también reclamó 250 euros porque su hijo se pinchó con un erizo en las rocas (jopainas! el que tendría que haber reclamado es el erizo por semejante pisotón!).

A todo ello vengo a mostrar lo absurdo de lo humano. Por un lado recriminamos la mala gestión de nuestros ayuntamientos y la malversación de fondos (que no digo que no la haya, como en toda empresa), pero por otro intentamos chupar del bote todo lo que podamos de su dinero aunque sea a base de mentiras, dinero que, al fin y al cabo, es de todos. Continuamos dando la culpa a terceros (siempre es más fácil que no buscar la verdadera causa, así que mejor culpar a quien no limpia que no al que ensucia). Y lo peor de todo, recriminamos a los demás lo que nosotros mismo también después hacemos. Como siempre, vemos más la cagada del otro que las nuestras. Y sabéis lo peor de todo? que seguro que muchos de nosotros nos decantaríamos por el bando de la señora de la reforma en el baño y del señor del abrigo de 1.200 euros, pues encontraríamos de lo más normal sus reclamaciones.

Toda moneda tiene dos caras y la mayoría de veces sólo vemos una

Ah, y nunca lo olvidéis...sobretodo...humor


A parte de estas anécdotas son muchas otras las que me ocurren en mi trabajo, en mi otro blog (que es menos serio que éste) voy a explicar como hoy casi hago que una buena ciudadana tire por la taza del water algo indebido. Si queréis saberlo id a Frases Des-Hechas.

4 comentarios:

WHO dijo...

Quizás lo más conveniente sería denunciar a la ciudadana por ocupar recursos públicos en asuntos estrictamente privados aunque se desarrollen en la vía pública, además nadie le instó a instalarse un elevador, este caso demuestra una vez lo desorientada que se encuentra nuestra sociedad, carente del más mínimo sentido común y pudor.
Un beso y no cedas, Who.

Sensaciones dijo...

me encantas niña!!

un beso con humor...

Caco dijo...

Jah, qué cosas se ven... supongo que el hombre le tocaría teñir su abrigo, y la mujer que ha pisado el excremento del perro tendrá que mirar donde pisa.

Jajaja, me encanta tu humor, cacógrafo, pero no de "Caco" Yo xD

Saludos corazón, la sociedad es un tácito adjunto que da para contar historias de historias.

Un abrazo inmenso.

Gaia dijo...

Who, me anima ver que tú también piensas de esa manera, a veces creo que debo ser un bichejo raro por ver las cosas como las veo. Te aseguro que muchísima gente no ve estas cosas como tú y yo las vemos.

Sensa, un besazo también para ti, y también con mucho humor.

Y Caco, jajaja jajaja, qué bueno! jajaja no, no me inventé esa palabra "cacógrafo" pensando en ti jajaja. Y me anima ver que gente como tú también ve estas historias con mi misma perspectiva.

Un abrazo immenso a los tres.