17 de octubre de 2010

Como quieres ser mi amiga


Esta tarde, escuchando esta canción que me ha enviado un amigo a modo de despedida, me ha venido a la mente todos esos amigos que he ido perdiendo por el camino porque el caprichoso Cupido no ha disparado a ambos bandos. A veces la culpa ha sido de Cupido, a veces de las situaciones que se han dado y otras veces el no poder albergar en un mismo corazón dos personas al mismo tiempo. Pero sea la causa que sea, a la larga las consecuencias casi siempre han sido las mismas: un corazón no correspondido, una alma arrugada y una amistad cada vez más dificil de llevar sinó se encuentra la la pócima que haga compatibles sentimientos diferentes.

Entre recuerdos me ha asomado alguna que otra sonrisa recordando algunos momentos vividos con ellos, pero han acabado borrándose de mi cara al recordar que ya no los tengo tan a mi lado. ¿Qué difícil es ser amigo/a de alguien al que amas y del que no puedes ser correspondido, verdad? tan difícil que en la mayoría de casos la distancia es la única salida que se encuentra. Corazón partido por el amante no conseguido y corazón partido por el amigo perdido. Ambos bandos acaban perdiendo cuando no se es capaz de controlar los sentimientos. Pero, ¿es que a caso es posible controlar los sentimientos para hacerlos ir por el camino que queremos?

Esta semana un nuevo amigo ha partido, un amigo al que no le he podido tampoco corresponder como él hubiese querido y con el que los años han ido desgastando esa gran amistad que hemos tenido desde niños al no hacer posible congeniarla con el amor que él sentía por mí. La verdad, creo que aún no he aprendido como actuar en estos casos. Soy muy patosa al tratar los sentimientos, lo acepto. La incomodidad de la situación, la unión con ese amigo y la estima que una le tiene hace que una no sepa nunca cuál es la mejor manera de conseguir mantener dicha amistad sin casuar daño y a una siempre le queda la sensación de no haberlo hecho bien.

En estos momentos, le deseo que le vaya muy bien en su nueva vida por Jaen. Él sabe que le deseo todo lo mejor de todo corazón y que siempre que quiera, aquí tendrá a una amiga.





Parece mentira, pero el amor a veces une y a veces separa

4 comentarios:

Reysagrado dijo...

Te diría que hagas lo que a ti te haga feliz, pero ahí entra también la cuestión de que lo que te haga a ti feliz le puede hacer infeliz al otro, y eso causa infelicidad propia...

De esto hemos hablado ya bastante, y te doy otra vez mi opinión: la Amistad, excepto en algunos casos, es interesada, y mantenerla requiere unas condiciones.

Evidentemente, ni él ni tú sois culpables de perderla; él porque siente más por ti y no lo puede controlar; tú porque sientes menos por él y no lo puedes forzar...

En el Viaje de la Vida, vamos ganando y perdiendo "acompañantes", por unos motivos u otros, y eso, es Ley de Vida:)

Sigue tu Camino, sin rechazos, pero firme en tu caminar, con la cabeza bien alta; al menos, así no podrán decir que no eres consecuente contigo misma:)

Por cierto, en Barcelona pasé cuatro de los días más especiales de mi Vida. Los guardaré para siempre en mi Memoria. Espero que la próxima vez que vayamos para allá, te pueda ver.

Dale un besote a mi "Sobrinillo", jiji;)

PD: Y otro para ti, tonti:P

Gemma dijo...

Me gustó mucho leerte, sobre todo, por la sinceridad que denotan tus palabras... sabe mal cuando ocurre algo así, pero lo bueno es saber lo que cada parte espera o quiere de la otra parte, por lo menos se sabe lo que hay y nadie está engañado, a partir de ahí, si la amistad debe seguir, seguirá, mi humilde opinión. Un abrazo!

Maya dijo...

Casualmente hoy venía escuchando ese tema de jarabe de palo.
Que difícil es! tenés toda la razón. Creo que aún cuando hay un compromiso de intentar que la amistad funcione nuevamente, nunca llega a ser lo mismo. Siempre va a estar presente esa tensión, y siempre va a haber esperanzas por parte del que quiere más del otro..

Me tocó estar de los dos lados y te explico que prefiero ser la que sufre. De alguna manera creo que lo he sabido manejar mejor que cuando he tenido que dejar ir a un amigo.

Pero bueno, hay que hacer lo que hay que hacer...es feo pensar que le haces daño a alguien por no poder darle mas amor del que tenes, por lo que la distancia termina siendo la unica solucion.

Te mando un gran abrazo Gaia, y otro a ese bebito que te acompaña...

Maestro Eric dijo...

NUNCA PERMITAS QUE LA LUZ INTERIOR QUE HAY EN TI, EL SOL QUE HAY EN TI Y QUE A TODA OSCURIDAD ILUMINA, DISMINUYA SU INTENSIDAD. SI ESTAS EN LA LUZ DEL UNIVERSO, NI LA MAYOR DE LAS BATALLAS DISMINUIRA TU LUCERO INTERNO. TE AMA. MAESTRO ERIC.

http://www.aguilasdecristo.org
http://grupoaguilasdecristo.blogspot.com/
http://www.facebook.com/aguilasdecristo