9 de diciembre de 2010

Tal cuál


Me encanta contemplar entre las sábanas como el viento balancea las ramas de los árboles,
Me encanta oir el susurro de la lluvia fina acariciando hoy nuevamente la ventana,
Me encanta durante largos minutos hacerme la remolona después de sonar el despertador,
Me encanta abrazarme a la almohada como queriendo robarle unos minutos más a ese mundo de sueños y fantasías,
Me encanta girar y girar de un lado al otro cual gato se despereza,
Pero lo que más me encanta es girarme y...encontrarte a mi lado.


Yo no seré de las más guapotas, ni de las más simpáticas, ni inteligentes. No seré ninguna princesita, ni diva, ni de las mujeres más cariñosas. Sé perfectamente lo que no quiero, pero no tanto lo que quiero porque antes quiero conocerlo TODO. Seguro que podría contar a manojos mis imperfecciones y que te sacaré de quicio en más de cien ocasiones. Divago entre el infinito. Tengo genio, carácter y puede parecer que peco de ir a mi bola. Inquieta, nerviosa y aunque parezca simple no soy fácil de descifrar. Pero tengo una cosa muy clara: yo a ti te puedo hacer feliz y tú eres capaz de sacar mi lado más escondido y entrañable. Y por eso, te quiero.

5 comentarios:

Melvin dijo...

Vaya, vaya, cuánta desnudez reflejan las palabras, incluso vestidas de sencillez y de cotidianeidad...

Sensaciones dijo...

eres AUTENTICA!!

un besazoooooo!!!

Caco dijo...

Me encanta tu humanidad, amiga. En lo personal me alegro que no seas una princesa, me encanta que seáis vos.

Abrazos grandes para ambos.

Reysagrado dijo...

El Todo, la Nada, el Infinito...

Palabras que hacen despertar la Curiosidad, pero la cual es más fácil alimentada si está reforzada por el sentirse querido y tener a quien querer:)

¡¡¡Y que siga!!!;)

Seiya 星矢 dijo...

Pero... no te olvides de cambiar las sábanas de vez en cuando :)