18 de octubre de 2011

Qué bonito!


Qué bonito el despertar cada día escuchando tu voz des del otro lado del pasillo
Qué bonito oir tus carcajadas al alzarte por los aires
Qué bonito contemplar como abres la boca con cada cucharada
Qué bonito verte columpiar en el parque
Qué bonito jugar en el suelo contigo
Qué bonito ensuciarnos de arriba a abajo en cada comida
Qué bonito cuando me mordisqueas los dedos
Qué bonito poder disfrutar de tus primeros pasos
Qué bonito cuando al estar cansado te escudas entre mis brazos
Qué bonito verte bostezar después de cada siesta
Qué bonito es cada día levantarse para enredarte entre mis brazos.
Qué bonito compartir la vida contigo
Qué bonito descubrir, cada día, el mundo junto a ti

Qué bonito eres...TÚ

Todos, alguna vez en nuestra vida, deberíamos tener a alguien así a nuestro lado. Pareja, amigo, hijo, padres...alguien que nos haga sentir la vida en cada poro de nuestra piel, alguien con el que compartir cosas únicas y exclusivas, alguien por quien darías la vida.

2 comentarios:

Gemma dijo...

... y qué bonito lo que acabo de leer! y qué bello cuando el amor nace de tan adentro para expandirse y compartir esa felicidad con los demás... un abrazo!

Caco dijo...

Qué bonito es explorarte como madre, querida amiga. Tan bien te ha quedado ese seudónimo de Gaia, estoy seguro que tu pequeñín siente las cosas como vos, muestra de ello, es escudarse en tus brazos que tantas memorias tienen, que se mesen haciendo del movimiento nanas para tranquilizarle.

El amor de madre es más que admirable, es épico e insustituible ante las palabras.

Un abrazo y un beso para ambos. Mi cariño con ustedes.