16 de abril de 2012

Flor del desierto


Escuchando a testigos como éste es cuando me siento más orgullosa que nunca de ser MUJER. En un mundo donde la historia ha sido hecha y deshecha por los hombres creo que ya ha llegado el momento de escribir un punto y a parte para que la mujer consiga el lugar que se merece en este mundo. Un lugar donde cualquier mujer del mundo pueda mirar cara a cara, de tú a tú, al hombre sin miedos. Con los mismos derechos y oportunidades.

Anhelo un mundo justo, dónde el sexo no sea ningun factor de discriminación. Anhelo un mundo justo donde no se necesite la ayuda de ninguna ley para que se respeta a la mujer o para que la mujer pueda ostentar cargos de responsabilidad. Anhelo un mundo justo, un mundo con respeto.


1 comentario:

Gemma dijo...

no tengo ni palabras después de ver el clip... pero me gustó leerte, yo también anhelo ese mundo! sobre todo un mundo de respeto!! muy buena entrada, amiga Gaia! una abraçada!