2 de agosto de 2017

How do you do?




Esa persona que con un simple pestañeo te dibuja esa dulce sonrisa en la cara,
que con sólo pensar en ella se te iluminan los ojos...y el día.

Esa persona que te pone los bellos de punta,
que se cuela como un intruso, cada día, cada hora, cada minuto, en tus pensamientos.

Esa persona que eligirías de compañera inseparable de aventuras y travesuras,
con la que recorrerías infinitos caminos, por muy abruptos que fuesen.

Esa persona que cada día despierta a tu niño interior, 
aquella con la que compartirías nubes de algodón.

Esa persona que la sientes junto a ti aún estando a cientos de kilómetros de distancia, 
que está más cerca que aquellos que se encuentran a tu lado.

Esa persona con la que con una simple tarde de café o de chocolate con bizcochos te haría volar hasta lo más alto.

Esa persona por la que emanas un amor incondicional, 
con la que no necesitas ningún motivo para darle miles de abrazos y achuchones.

Esa persona que es como un torbellino, te pone patas arriba tu vida en sólo un segundo y es capaz de bloquearte y hacerte replantear el día con un simple 'hola, qué tal'.

Algunos les llaman media naranja, otros almas gemelas. Se diga como se diga, esa persona no la dejes ir de tu vida porque vamos faltos de gente positiva en nuestras vidas, de gente que sume en vez de restar, de gente que nos deje sin aliento, que nos haga reir, que sea tu cómplice.

De gente que sea capaz de hacerte ver y vivir la vida como un viaje maravilloso; simple, senzillo, a veces duro, pero por encima de todo... maravilloso.
De gente con zapatillas de lona, tejanos gastados y sudadera ancha.




No hay comentarios: