10 de octubre de 2009

Hoy te toca ser feliz

Ayer volví a mi rinconcito, sí, a aquel de las gaviotas, pero esta vez acompañada de un amigo. Y mientras hablábamos y hablábamos yo me iba fijando en el mar, las olas, ese horizonte en el que tanto me gusta perder mi mirada y por supuesto, en un par de gaviotas que estaban posadas en lo alto de unas rocas.

Sabéis una cosa? a veces pienso que en nuestro ajetreo diario, en medio de nuestras desdichas, en medio de tantas y tantas obligaciones que sin darnos cuenta nos vamos imponiendo, obligaciones que si nos paramos a pensar un momento la mayoría no son tales sinó sólo que vamos asumiendo cosas y más cosas en nuestro día a día sin pararnos a pensar ni en lo que estamos haciendo, de si nos gusta o no, de si tenemos otras opciones o no. Pues bien, en medio de todos estos quebraderos de cabeza que o nos vienen o nos creamos, creo que se nos olvida una cosa: ser feliz, volar.

No paro de ver a mi alrededor la gente lamentándose, maldiciento mil y una cosas, quejándose de como va el mundo, de como va su vida...pero están totalmente ciegas a un montón de posibilidades que les pasan rozando por su lado cada día y que podrían darles un montón de pequeños grandes momentos de felicidad, y en cambio no les prestan la más mínima atención. Se enjaulan dentro de esos malestares, de la tristeza. La rabia, la decepción, el conformirmo, el miedo, nos dejan tuertos, y ese parche no nos deja ver ese gran abanico de posibilidades capaces de contrarestar todas esas cosas desagradables que a todos nos pasan en la vida. Una cosquilla, una tarde frente al mar, unos minutos jugando con los niños en el tobogán del parque de la esquina, un cambio de trabajo, un atreverse a declarse a ese hombre que lleva tanto tiempo gustándote, unas risas cuando se te escurre el helado de bola y te gotea encima de la camisa justo antes de una reunión importante,...hay tantas y tantas cosas para poder reir, para poder ser feliz. Entonces, por qué sólo nos fijamos en las que nos hacen infelices?

Es como esa gaviota que está posada en la rama de un árbol y que nunca vuela porque está esperando a que alguien le corte la rama para darse cuenta que puede volar. A qué esperamos para cambiar todo aquello que no nos gusta?. A que venga alguien a cortarnos la rama? a qué estás aferrado que te impide volar? qué es eso de lo que no te puedes soltar? No te lo pienses más y corta la rama y abre las alas, porque solo volando podemos ser felices.

Os dejo una canción que en esos momentos en los que yo también me encierro en la tristeza o la decepción me da alas para volver a volar. Para tí, para mí, para cada uno de nosotros en cada uno de esos momentos en que se nos olvida ser feliz:




Cuando un sueño se te muera
o entre en coma una ilusión,
no lo entierres ni lo llores, resucítalo.

Y jamás des por perdida
la partida, cree en ti.
y aunque duelan, las heridas curarán.

Hoy el día ha venido a buscarte
y la vida huele a besos de jazmín,
la mañana esta recién bañada,
el Sol la ha traído a invitarte a vivir.

Y verás que tú puedes volar,
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Si las lágrimas te nublan
la vista y el corazón,
haz un trasvase de agua
al miedo, escúpelo.

Y si crees que en el olvido
se anestesia un mal de amor,
no hay peor remedio
que la soledad.

Deja entrar en tu alma una brisa
que avente las dudas y alivie tu mal.
Que la pena se muera de risa,
cuando un sueño se muere
es porque se ha hecho real.

Y verás que tú puedes volar
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Las estrellas en el cielo
son solo migas de pan
que nos dejan nuestros sueños
para encontrar
el camino, y no perdernos
hacia la Tierra de Oz,
donde habita la ilusión.

Y verás que tú puedes volar,
y que tu cuerpo es el viento,
porque hoy tú vas a sonreír,
hoy te toca ser feliz.



Mañana levantémonos y pensemos que YA TOCA SER FELIZ


PD: Sabéis? todos estos pensamientos que os escribo en este blog me resurgieron hoy de nuevo al ver un trozo de documental que un ciber-amigo mostró en su página. Un documental en que se ve como niños palestinos, sumidos en la miseria y en las condiciones que todos conocemos, sonreían y jugaban. La verdad, me dio muchísimo que pensar.

6 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

-----()"'()""()-----
-----( 'o( __)------
------(,(......(,)-----
-----("( ____)")---

HOLAAA QUE DISFRUTES DE UN BUEN FIN DE SEMANAAAAAAAAA
BUENAS TARDESSS CHRISSSSSSSSSSSSSS

Reysagrado dijo...

Recargar pilas. A veces, perdermos el hilo que nos carga las baterías. Recuperarlo es lo mejor. Esa conexión con el Futuro, que nos permite eliminar el óxido del Pasado.

Ya me entiendes, jeje...

Sabes? Me lo voy a permitir. A veces, no hace falta mirar al Horizonte para ver "Cielo".

También me entiendes;)

Gaia dijo...

Hmmmm, sí, creo que te entiendo ;)

la_gaviota dijo...

hola, desde hoy sere tu seguidora, me encanto todo lo que hoy has escrito, esa forma poetica de tus pensamientos, que alegria saber que exiten personas que las hay y muchas, que se detienen a mirar con detenimiento, que sonrien al canto de un ave, o al vuelo de una gaviota, personas que tienen fe, que luchan, que no pierden las esperanzas, esas que tanto empuja al hombre a protejer lo que nos queda, lo poco o mucho que tenemos, como en canarias, que se intensifico, en cuidar los huevos de tortugas que estaan en extincion, o en chile, en un proyecto de cuidar a los condores, que pertencen a la especie en instincion, todo somo un poco guardianes de la naturaleza a nuestro a alrededor, ser positivo, sonreir, avanzar con alegria, y no mirar tanto el mal que nos aqueja, esa imagen que vistes de las niñas jugando en la miseria, quizas se repite a menudo, pero es increible, ver como los niños, tienen esa capacidad infinita de sonreir siempre, un abrazo

la_gaviota dijo...

saludos desde tenerife abrazos

Maya dijo...

Cada palabra en su lugar... me gusta mucho leer esas palabras...
Para los que no podemos tal vez expresarnos asi pero que si llevamos con nosotros esos pensamientos es un sentimiento de correpondencia total.

Gracias Gaia... siempre es lindo leerte...