25 de mayo de 2010

Despéinate



No sé, será que los días son más largos, que el polen me revuelve las neurona, que la brisa marina tiene un olor distinto estos días o que por fin el vecino de en frente se ha cambiado el peinado. Pero sea por lo que sea, me siento con más energía que las pilas del conejito. Así que agarro la bici de buena mañana para darle un guiño al mar des del paseo marítimo, me zambullo en la montaña pisando charcos que aún quedan de las últimas lluvias y me escondo estirada en medio de prados de amapolas, eso sí vigilando que alguna que otra avispa malintecionada revolotee por mi lado. Salto, camino, vuelo y revoloteo cuál mariposa de primavera....y por supuesto, me despeino sin importarme que me miren con estrañez los ojos ajenos, porque tal y como en algun lugar leí...

Hay que aprender a dejar que la vida te despeine, hay que disfrutarla con toda su intensidad. El mundo está loco, definitivamente loco. Lo rico, engorda. Ir todos vestiditos iguales a la última moda es cool. Lo natural no es bello. El Sol que ilumina tu rostro arruga. Pero qué leñes! lo realmente bueno de esta vida, despeina:

- Hacer el amor, despeina.
- Reírte a carcajadas, despeina.
- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.
- Quitarte la ropa, despeina.
- Besar a la persona que amas, despeina.
- Jugar, despeina.
- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.
- Bailar hasta que duelan los huesos de las comisuras, te deja el pelo irreconocible...

Así que me encanta estar con el cabello despeinado porque es ley de vida: siempre va a estar más despeinada aquel que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que el que elija no subirse.

Puede ser que me sienta tentada a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera. En este mundo en el que vivimos no dejan de machacarnos con: péinate, cómprate, corre, no lleves manchas en la ropa, adelgaza, ponte cremitas, píntate las uñas, come sano, depílate, camina derechito, ponte serio, ... Y sí, quizás muchos pensarán que debería seguir las instrucciones, pero a caso no se dan cuenta que para lucir lindo o linda antes debemos sentirnos lindos y lindas? Y uno no se sentirá totalmente bello por fuera si no se siente bello y reluciente por dentro. Así que lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que quiero ser y esa mujer no se construye con un cepillo de pelo. Por eso os recomiendo:

Entrégate a lo que deseas, besa, abraza, haz el amor, baila, enamórate, relájate, viaja, salta, corre, vuela, canta, ponte cómodo, disfruta del paisaje, disfruta, y sobre todo, deja que la vida te despeine!!!! porque lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar ;)

ESPERO QUE HOY TODOS AL FINALIZAR EL DÍA ACABÉIS BIEN DESPEINADOS


6 comentarios:

Sensaciones dijo...

niña... y yo que siempre voy con unos pelos!!!, jajajajaja
si no me peino...jajajjaja

la vida me despeina a cada momento

te mando un montón de besos y abrazos... y a vivir!!!

bleid dijo...

en la vida hay que ir dia tras dia vigilandose el pelo, hay mucha gente mas que preparada en tomar el pelo a los demas
abrazos

Reysagrado dijo...

Eh!, pero es que yo lo valgo, jo... ¡qué hago con estos pelos!:P

WHO dijo...

Toda una filosofía de vida, me encanta saber que hay personas que estamos por encima de los convencionalismos oficiales, es más, mi YO siempre está despeinado, siempre, así vivo la vida intensamente, sin gomina.
Un beso hasta despeinarte, Who.

Gemma dijo...

qué bueno! quiero despeinarmeeee! me encantó leerte, cuánta razón tienes, cuánta obsesión por la imagen, operaciones, silicona, votox, total, para qué? para seguir igualmente vacíos por dentro... esperemos que poco a poco todo vaya cambiando a mejor... un abrazo

HARGOS dijo...

por muy feo que fuera nunca me cambiaria , sobre todo la cabeza que segun dicen es lo mejor de mi , un besazo preciosa