25 de febrero de 2009

Las cosas...sencillas


- Quiero un champú para el pelo
- Para cabello normal, graso, rizado, aviva-rizos, restructurante, con L-casei-immunitas...?
- Lo tiene para cabello sucio?

Pues sí, ante todo sencillez. Esta vida ya es bastante difícil como además buscarle cinco patas al gato. A veces me pregunto...pero qué manía en liar las cosas, en complicarlas, en querer ver cosas donde simplemente no las hay. Demasiado reflexivos, no? Hay lo que hay y es lo que es...y sinó es así, lo siento, no voy a darle vueltas y vueltas a mi coco para adivinar saber aquello que tú crees que con lo que haces tendría que deducir...ufff, pero si sólo con escribirlo ya me mareo! jajaja

Pero es que estamos tan acostumbrados a montarnos películas, tan acostumbrados a ver que la gente no es lo que es y no hace lo que hace, estamos tan acostumbrados a tener que pensar más allá de lo que vemos para saber lo que verdaderamente la gente es o hace, que cuando alguien no entra en este círculo vicioso y simplemente actúa según lo que ve (y punto) entonces la gente no se lo cree y entonces piensa que es esa persona la que se monta la película.

Acepto, aunque sea a desgrado, tener que entrar en este juego de estrategias en mi trabajo o cuando tengo que lidiar con el resto de gente a la hora de poder conseguir algún objetivo por el que creo que vale la pena luchar, pero me niego rotundamente entrar en el juego peliculero, en el juego de "venga, Silvia, si hace ésto es porque debe ser por X cosa o por X+Y-2x45/Z o si no lo hace por qué será?, o si ha dicho eso no será porque...". Lo siento, en temas de mi día a día, en temas de relación de tú a tú no quiero entrar en ese juego. Veo lo que veo, luego deduzco sólo lo que veo...y ya está.

Muchos piensan que el conocimiento está en la inteligencia y la reflexión. Yo creo en lo contrario, creo que la sencillez es lo que nos hace más sensibles. Y a través de esa sencillez es como uno puede llegar a conocerse a uno mismo y a partir de ahí lo demás que nos rodea. Si te complicas las cosas, nunca te conocerás. Por todo ello, quiero seguir aprendiendo el arte de la sencillez.

Ser simple, ser sencillo, te permite vivir la vida más directamente, sin tantos rodeos...y entonces todo es más fácil de entender, de conocer. Así por qué no lo aplicamos todos?

Por mi parte quiero seguir viendo lo que es y además en el presente, sin viajar al pasado o perderme en pensamientos futuros.

Antes de acabar...y como se consigue esa sencillez? pues creo que para conseguirla hay algo primordial, algo necesario para conseguir no sólo la sencillez sinó muchas cosas más...ser y sentirse libre. Y ojo al dato, he dicho "ser y sentirse libre". Hay muchos que aún siendo libres no se dan cuenta y no lo sienten así. Ains, la libertad...eso daría para todo un best-seller así que no voy a empezar a hablar de ello...


2 comentarios:

Popi dijo...

Pst pst... ahora te me estas haciendo budista??

La sencillez que predicas no es "tan" facil de conseguir.
Requiere no mirar al projimo, requiere estar segura de si misma, requiere un entorno que te acepte esa sencillez, requiere de una sumisión de muchas necesidades a tu voluntad.

No todo el mundo tiene todas esas cosas a su alrededor, ni la fuerza interior como para llegar.

(Ains anda que no da para hablar horas ya solo esto :P)

Sílvia dijo...

Budista? me pillaste jajaja Bueno, ya sabes, sigo de todo y nada a la vez. Eso sí, sigo con el ooonnggg, por supuesto. Y también sigo cada día aprendiendo a conocerme un poquito más a mi misma.

Nunca dije que sea fácil de conseguir la sencillez, pero no me negarás que los humanos tenedemos a complicar hasta la cosa más fácil, sin muchas veces haber ninguna causa aparente.

Me conformaría con que no complicaramos más de lo normal las cosas. De ahí a conseguir cada día ser más sencillos, después solo habría un paso.

Hablar horas y horas...pues ya sabes, cuando quieras nos pillamos un momento kit kat y nos damos una de nuestras charlas ;-)