28 de enero de 2009

¿Animales? ¿Ellos o nosotros?

Hoy voy a sacar un poco mi vena extremista...tranquilos que no voy con turbante ni chaleco bomba...me refiero a una de mis grandes motivaciones...la protección del medio ambiente...de todo el medio ambiente...animal, planta, piedra y humanos incluídos. No soy la salvación del mundo, ni mucho menos, que como ya he dicho en otras ocasiones soy una chica de lo más normal, pero al menos intento vivir el día a día pensando en que me gustaría que los que vengan detrás mía puedan encontrar las cosas que yo he tenido la suerte de disfrutar.

El otro día un buen amigo me descubrió una impresionante historia real que quiero compartir con todos vosotros. Una historia de esas que a una le remueve lo que tiene entre pecho y espalda, que le hace seguir creyendo que aún es posible encontrar cosas maravillosas en este mundo de "fieras" y que le hace a una seguir enamorándose de la vida, una vida que no sólo nos puede deparar cosas horribles sinó también cosas maravillosas

Os resumo la historia:

Esta historia se remonta al año 1969, donde dos amigos, John Rendall y Ace Burg, compraron un león cachorro en Harrods, donde el león estaba solo y en una jaula muy pequeña.

Un vicario de una iglesia les permitió ejercitar a Christian en los patios de la iglesia.
Pero rápidamente creció y la única solución era re-introducirlo en África.

Un año después, John y Ace quisieron ir a África para visitar a su amigo, su compañero, su mascota, su fiel león. Pero les dijeron que ahora, el león, estaba totalmente salvaje, incluso ya era Jefe de su manada, y que no había ninguna posibilidad de que los reconocieran.

Después de muchas horas buscando la manada, finalmente la encontraron.

Y esto fue lo que pasó:


Y después de ver estas imágenes y compararlas con otras que diariamente nos llegan de todos los rincones del mundo....


...me pregunto: y quién es más animal?

P.D.: no es que me guste poner fotografias de este tipo, pero a veces una tiene la sensación que hace falta abrir los ojos a más de uno y que lamentablemente la única manera de hacerlo es a través de imágenes tan reales y a la vez tan espantosas como estas.

No hay comentarios: